Cultivando el ecosistema “Fintech” en Quito